El que pega primero…

Los Astros empezaron este viernes una de las series mas importantes para las aspiraciones de mantenerse en la pelea de la división central de la liga nacional, llegaron hasta el Minute Maid Park los Cardenales de Tony LaRussa. En esta repetición de la serie de campeonato del 2004 y 2005, los espaciales esperan tomar la punta de la división para cerrar a tambor batiente esta primera vuelta.                                                    

Taylor_1  Los Astros mandaron a Taylor(made) Buchholz a la loma para enfrentar al polémico y recién regenerado Sydney Ponson y así dar inicio a una larga serie de cuatro juegos en la que se decidirá en donde termina cada novena en la central de la Nacional. Taylor lanzó seis entradas permitiendo dos carreras en tres imparables uno de ellos de vuelta entera, sin embargo el relevo lució de maravilla al no permitir carrera, marcando así la oportunidad para que Brad Lidge apagara las luces y lograra así su salvamento numero 21. La ofensiva tuvo en Mike Lamb a su incendiario pues en la mismísima primera entrada le pondría música al ataque con una línea seca que termino en los asientos del jardín derecho.

Así transcurrió el primero de la serie con el cual los Astros se ponen a solo tres de los pájaros rojos que esperemos al final de esta serie estén muy descoloridos, y podamos adaptar ese adagio que dice el que pega primero? pega cuatro veces.

Desgarrados por la fiera.

Los Astros se vieron de frente al mismísimo Belcebú, los Tigres de Detroit nos demostraron que son de verdad y no solo eso también nos hizo dudar sobre si nosotros somos de verdad. El equipo de Detroit denota en el campo de juego una madurez inusual para un grupo de peloteros mayoritariamente noveles a las huestes del Big Show, el Comerica Park es una verdadera casa de fieras que amenazan con arrancarle la cabeza a quien se atreva a entrar más allá de su indomable grama. Los Astros perdieron la serie por una barrida contundente en la que el store final fue de 19 carreras recibidas por cuatro anotadas haciendo notar que los dos últimos encuentros fueron sendas blanqueadas. ¿Así o mas doloroso? Lo supuse, ahí le paramos pues.

Lo bueno de esto es que los peloteros siderales no buscaron quien se las hizo sino quien se las pague, y salieron del Comerica rumbo al estado de la estrella solitaria para una vez mas enfrentar a los vecinos de Arlington quienes en el primer encuentro vencieron a los Astros pero solo empeoraría las cosas para su causa pues tras el primer golpeo vino la venganza espacial y los astros tomaron la serie a domicilio para así llevarse la serie anual 4-2 y tener por el resto de la temporada los derechos de decirse el rey de Texas.Lamb

Los interligas quedaron atrás para suerte de los equipos de la liga nacional, y los Astros ya dieron cuenta de los cachorritos que de verdad son una pena de equipo en donde hay nombres pero no parece haber hombres. A cuesta de ellos los Astros le respaldaron a Roger Clemens el esfuerzo de calidad desde la loma para que el siete veces ganador del Cy Young se anotara su primer triunfo desde que decidió enfundarse una vez más en la casaca de los espaciales. Después de recetar a los cachorritos, ojalá por barrida, los siderales recibirán a los Cardenales de San Luis  y ojalá que en nuestro próximo encuentro podamos decir que todo fue silbar y matar pajaritos.

A Domar a las Fieras

Los Astros han tenido una difícil serie de interdigas, de cuatro series disputadas solo han podido ganar una y la cosa no esta por ponerse fácil en ese sentido. Los siderales enfrentan en su próxima responsabilidad al equipo mas caliente de todas las mayores, los Tigres de Detroit de Allan Trammell. No, no crea que no se quien es el manejador de Detroit, se que es el histórico Jim Leiland, pero con toda honestidad debemos afirmar el hecho de que los Tigres del 2006 se hicieron en el 2005, cuando el gran Allan Trammell padeció con un grupo de jóvenes una temporada de pesadilla, que al día de hoy representa el escalafón que había que transitar para poder madurar como los excelentes peloteros que hoy hacen soñar a los aficionados bengalas.

Ojalá que en esta serie se de el primer triunfo del Rocket Clemens desde su regreso a la lomita de Houston, mucha falta le hace al equipo ese aplomo de ganador del Rocket y que contagie a sus compañeros con el virus de la victoria. Detroit representa la posibilidad de reivindicar al equipo ante una misión difícil, es la oportunidad de demostrar que se puede ganar ante los gallones y de que la suerte se puede modificar con buen béisbol.

Desde acá las mejores vibras para los siderales, y estaremos pendientes del resultado de esta serie que sin duda estará tan difícil como domar a un tigre.

Regreso el groove.

Si es cierto que Roger aun no regresa al clubhouse de los Astros, parece ser que lo que ya regreso es el groove de su inminente llegada. Los últimos tres partidos de los Astros han sido una renovación de esperanza para quienes desesperábamos un poco ante la adversidad que se había hecho presente en las ultimas semanas.

No se puede negar que la lesión de Roy Oswalt le duele al cuerpo de pitcheo, sin embargo es reconfortante ver que los Astros siguen debutando calidad en la lomita, algo que ya parece ser común. Además del debut magnifico de Sampson también es de notarse la mejoría del Dandy Andy con respecto a su penúltima salida y la mas reciente en donde ya lucio como el Pettitte que todos conocemos y extrañábamos. Se ven mejores tiempos y para fortuna de los Astros esto esta apenas que empieza…

Download rogerLexington.jpg

Super Wandy!

En una nota positiva y por demás prometedora, Wandy Rodríguez llega a su cuarta victoria a expensas de los Dodgers, esta victoria es afianzadora para la confianza de Wandy que le esta siguiendo el paso muy de cerca al caballo de la rotación Roy Oswalt. En una reciente platica con Wandy nos asegura que su postura mecánica no ha variado gran cosa respecto al año anterior, lo que ha cambiado es su postura mental pues asegura que al no sentir la presión de ir a Ligas Menores en caso de que falle lo ha liberado de tal forma que todo su juego se ha revolucionado.

En hora buena por Wandy que se esta afianzando como una de las figuras de la rotación y ojala que su buena labor contagie a Taylor Buchholz, Ezequiel Astacio y Fernando Nieve.

Seguira asustado Brad?

Hay algunas experiencias que pueden resultar por demás traumáticas, parece ser que para el otrora cerrojero de oro de los Astros Brad Lidge existe algo que no lo deja desempeñ**** como debe. Tal vez Lidge aun tiene en su mente el descomunal tablazo de Albert Pujols durante la serie de campeonato de la Liga Nacional del 2005. Aun recuerdo a Lidge en cuclillas sobre la loma mientras seguía la trayectoria del obús que Pujols destruyo de un swing.

Hoy parece ser que dicho evento trajo consecuencias en la labor de Lidge, pues durante esta estancia en Minute Maid Park en contra de los Dodgers de Los Angeles echo por la borda dos oportunidades de salvar el encuentro en ocasiones seguidas. La primera vez fue el lunes cuando los Dodgers regresaron para darle la vuelta al marcador y así sacar la primera victoria de la serie después de un soberbio trabajo monticular de Andy Pettite. La segunda ocasión desaprovechada por Lidge fue durante el segundo encuentro cuando permitió el empate en la novena entrada, y así dar paso a un maratónico juego que para suerte de todos termino con la pizarra a favor de los Astros 4-3.

Ojala que la psique de Brad se componga cuanto antes pues los Astros lo ocupan en la mejor forma que pueda estar, pues es el una de las piezas imprescindibles para el éxito de nuestro equipo en este 2006.

Estrenando Corona!

Queridos lectores aficionados al rey de los deportes en especial a los Astros de Houston, sean bienvenidos a este espacio diseñado para compartir las incidencias de la pelota desde un ángulo mas relajado. Esperamos contar son su lectura por el resto de la temporada y recuerde este año: ¡Hay que creer en el ruido!